Lifschitz dijo que “no corresponde que Nación se entrometa con decisiones autónomas”

El Gobernador Miguel Lifschitz cuestionó la decisión del gobierno nacional de supeditar la entrega de fondos para obras en Rosario a una auditoría de los recursos que gasta el municipio. La versión circuló la semana pasada tras un encuentro entre la intendenta Fein y Frigerio, aunque el ministro del Interior negó luego la existencia.

 “El ministro puede tener alguna opinión sobre cómo funciona la Muncipalidad de Rosario, nosotros tenemos la nuestras de cómo funciona el gobierno nacional. Son opiniones políticas. Pero en términos institucionales no corresponde que el gobierno nacional se entrometa en las decisiones autónomas de una provincia o municipio, porque vivimos en un país federal”, dijo Lifschitz tras la presentación del proyecto de Ley de Paridad de Género que pondrá a discusión de los partidos políticos santafesino.

Consultado si siente que la provincia es discriminada por Nación, señaló que hay áreas donde existe un trabajo “más articulado y coordinado”, como Seguridad, Vivienda y Obras Hidráulicas. “Hay otros recursos que se distribuyen de manera más arbitrarias, pero lo han hecho todos los gobiernos nacionales”, se quejó Lifschitz.

Respecto de la deuda de Nación con la provincia por coparticipación y una eventual propuesta de saldarla mediante obras contestó: “Podríamos apoyar la propuesta si la hubiera, pero no tendría mucha lógica que una obra provincial, como una escuela, la haga el gobierno nacional, cuando lo racional es que lo haga la provincia o los gobierno locales”.